Seleccionar página

Basquexport

La plataforma que te ayuda a vender
en mercados internacionales.

Blog de internacionalización

17/11/22

Nuevo informe sobre la electrificación de vehículos pesados

El informe elaborado a fecha octubre de 2022 y presentado en INTERGUNE+ 2022, analiza cómo se está abordando la transición hacia la movilidad de cero emisiones en el caso de los vehículos pesados, en concreto, los camiones.

La irrupción de la electrificación empezó la década pasada con los autobuses, y ahora es el turno de los camiones. Ya se ha demostrado que es posible electrificar el tráfico de entrega regional y las baterías cada vez más baratas y duraderas, están impulsando a los camiones eléctricos de larga distancia.

Así, la industria está empezando a ofrecer una gama cada vez mayor de nuevos modelos de cero emisiones (se contabilizan 34 modelos disponibles o en las etapas finales de su comercialización), lo que significa que la transición hacia la electrificación de camiones se verá acelerada en la segunda mitad de esta década en el caso de los eléctricos de batería (BEV), y a partir de 2030, en el caso de eléctricos de pila de hidrogeno (FCV), más adecuados para largas distancias y mayores cargas.

A 2029, se estima que los camiones BEV representarán el 6,4% de la producción mundial de camiones, mientras que los FCV un 1%. No obstante, el coste total de propiedad y el desarrollo de la infraestructura serán las claves para su impulso definitivo.

Mientras tanto los OEMs están presionados a invertir en varias tecnologías a la vez y ha habido un rápido aumento en el establecimiento de nuevas alianzas para desarrollar y producir de manera conjunta las nuevas tecnologías. Además, se encuentran inmersos en la optimización de sus procesos productivos y adaptando ciertas plantas. En Europa, se han identificado 13 instalaciones con capacidad para producir camiones con propulsión alternativa.

Al mismo tiempo, los proveedores se están posicionando para conseguir espacios en la nueva cadena de valor. Prácticamente todos los Tier 1 de powertrain tradicionales están invirtiendo en la fabricación e innovación de los nuevos componentes conscientes de la necesidad de transformación, y otros proveedores están aprovechando su know-how en la electrificación de vehículos ligeros, adentrándose en el segmento de vehículos pesados.

Más allá de la electrificación de la propulsión, los camiones van a evolucionar en otras funciones que apoyen a la durabilidad de las baterías (aerodinámica), el confort del conductor o la conducción autónoma. Respecto a este último, el objetivo es alcanzar el nivel 4 de autonomía en el menor tiempo posible, en el que la recogida y la entrega son las únicas áreas necesitadas de conductor. Vinculando los vehículos eléctricos con la conducción autónoma, sin conductor, en las rutas adecuadas, se impulsará por completo las ventajas económicas del camión eléctrico a través del uso intensivo.

Puede descargar el informe AQUÍ